En algún momento de nuestra vida se nos ha presentado la posibilidad de cambiar de coche y actualmente la opción de los coches híbridos parece ser una adquisición acertada, pero a muchos nos preocupa la seguridad electromagnética o los campos electromagnéticos que sus modernos motores pudiesen generar en el interior del vehículo y si estos campos pudieran llegar a afectar a la salud del conductor y pasajeros durante los desplazamientos.

Con el desarrollo tecnológico actual y la concienciación del medio ambiente, las empresas del sector del automóvil llevan años diseñando un modelo de coche más ecológico, que consuma menos y que podamos pagarlo.

Los coches híbridos están encaminados a conseguir una eficiencia real con sus dos motores, uno eléctrico y otro de combustión (gasolina o diésel) para poder combinar lo mejor de cada uno y reducir de este modo las emisiones de partículas contaminantes al medio ambiente.

Desde Enarmonía Salud Geoambiental vemos muy positivo todo esfuerzo realizado para conseguir un medio ambiente más limpio.

Los motores híbridos parecen ser una buena apuesta; sin embargo, en la balanza medio ambiental solo se tiene en cuenta la reducción de la emisión de partículas o tóxicos al medio ambiente o de gases de efecto invernadero sin evaluar el efecto de los campos electromagnéticos en el interior del habitáculo del coche generado por el motor eléctrico.

Conocedores de que por debajo del límite térmico de exposición a campos electromagnéticos aumenta el riesgo de padecer determinado tipo de efectos adversos para nuestra salud, no vale decir que los campos electromagnéticos generados por esta tecnología “cumple con la normativa vigente”.

Aplicando las recomendaciones del Consejo de Europa en su Resolución 1815 tenemos motivos suficientes para mostrar una cierta preocupación y aplicar el Principio de Precaución.

Recordemos que los tiempos de exposición y la distancia que mantenemos respecto a las diferentes fuentes de exposición de campos electromagnéticos que nos rodean diariamente es fundamental a la hora de evaluar nuestro grado de afectación por este tipo de “contaminación invisible”.

Enarmonía Salud Geomabiental ha tenido acceso a uno de estos vehículos con tecnología de motor híbrido para determinar el valor de campo magnético alterno en el interior del habitáculo durante una prueba de conducción.

A continuación exponemos y evaluamos los resultados obtenidos.

campo magnético alterno coche híbrido, contaminación electromagnética

Sin entrar en profundidad el protocolo de medición ni el equipo con el que esta se realizó (NFA-1000 de Gigahertz Solutions), el objetivo de este trabajo de medición es simplemente orientativo.

Dicho esto, podemos ver en la gráfica anterior como el valor de campo magnético alterno se mantenía por encima del límite de los 100nT durante prácticamente todo el tiempo que duró la prueba.

La medición abarcó un tiempo total de 6 minutos durante los cuales se alcanzaron valores máximos de campo magnético alterno de hasta 330nT y valores medios de 151nT.

Extrapolando estos resultados a una duración de tiempo de 8 horas (duración de un viaje largo o de una jornada laboral de un/a profesional del volante) consideramos una exposición excesivamente alta y que debería ser considerada a la hora de evaluar la idoneidad de adquirir un vehículo de estas características.

Si realmente queremos aplicar el Principio de Precaución, deberemos permanecer la mayor parte de nuestro tiempo por debajo del límite de exposición de los 100nT. Considerando que la elección de un vehículo depende de nosotros, buscaremos la opción más saludable y que menos campos electromagnéticos genere.

Con esta medición vemos que la opción híbrida aun tiene mucho que mejorar respecto al blindaje interior para este tipo de campos generados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies